Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 enero 2008

Pide remuneración de 20.000 € por los daños sufridos en su coche, al atropellar y causar la muerte a un joven ciclista

Leedlo porque no tengo ganas ni de poner una foto ni un video de ese despreciable ser.

Me quedo con una frase de la canción Zombie, de The Cranberries:

…We must be mistaken

Read Full Post »

Cuando estás eligiendo la carrera que quieres estudiar, y preguntas por informática, una de las razones de más peso que te dan para que la elijas es la siguiente: “…informática es una carrera con muchas salidas…”

Falta especificar que la salida que muchos toman es por la puerta de atrás, a los pocos meses de iniciar la carrera. Pero esa es otra historia. Hoy se me planteó un problema que me hizo reorganizar mis prioridades… El problema dice más o menos así:

“[..] Hay tres misioneros y tres caníbales en la orilla de un río. Tenemos que pasarlos a la otra orilla a través de una barca de capacidad limitada. La barca tiene 2 plazas, y necesariamente debe transportar a una persona como mínimo en cada viaje. No pueden quedarse más canibales que misioneros en una orilla o se los comerán. [..]”

Pequeño esquema
Me he permitido el detalle de pintaros un bonito dibujo, lo más parecido posible al que hizo esta mañana el profesor.

Bien, ya el enunciado os habrá dejado un poco preocupados, pues imaginaos como estoy yo… Aprobar mi carrera depende de este ejercicio, ¡¡pero la vida de esos pobres indefensos misioneros depende de mí!!

Antes que nada, cabría hacerse como mínimo una serie de preguntas como.. ¿qué coño pintan tres misioneros en la orilla del río con tres caníbales? ¿cómo entenderán mis instrucciones unos caníbales? ¿que serie de casinos y clubs de alterne se encuentran en la otra orilla para que todos tengan esas ganas imperiosas de cruzar al otro lado? El enunciado no lo concreta en absoluto.

Otra cuestión: Yo soy el encargado de resolver el problema, pero no se especifica de qué forma. ¿En qué modo recibirán esas personitas mis instrucciones? No conozco manadas de caníbales salvajes en la periferia de mi ciudad. ¿Será que el presidente ha dispuesto un teléfono rojo con comunicación directa entre esa gente y yo? ¿Es tan triste la idea de que en un mundo que suponemos muy desarrollado, la vida de tres pobres misioneros dependa de un pobre chaval que ni siquiera ha terminado su carrera de informática?

Bien, supongamos que me hago cargo de la situación (no tengo más remedio, sacar un 4,5 en declarativa no me simpatiza y este ejercicio hay que hacerlo). ¡Vale, manos a la obra! A ver por donde empezamos, recordemos algo del enunciado sobre cómo transportar viajeros. “[..] La barca tiene 2 plazas, y necesariamente debe transportar a una persona como mínimo en cada viaje. [..]”

Esto da qué pensar. Si la barca tiene 2 plazas, y hay que llevar a alguien necesariamente, tendré que transportar a 2 personas para que una de ellas quede para el viaje de vuelta. Bien, supongamos que en el viaje de ida meto a un misionero y a un canibal. Yo.. ¿donde coño me meto? Porque no me veo desde el otro lado del teléfono rojo dando instrucciones, si hay vidas humanas en juego hace ya tiempo que firmé un contrato donde debía supervisar los acontecimientos. Entonces, ¿me quedo de juez de silla para ver si cada uno entra o no? Jefe de operaciones no me fio, no se especifica el caudal del río y es posible que si me quedo en una de las orillas, en la otra pasen cosas sospechosas (incluyendo zoofilia, domesticación y alargamiento de ojete).

Una posibilidad sería empujar la barca, pero recordemos que la capacidad es limitada, y yo no tengo cabida en ella según el problema. No me queda otra que ataviarme con mis bermudas, mi chaleco salvavidas, y echarme al agua a cumplir con mi labor: empujar, empujar y empujar. Empujar es una palabra que si no va asociada al sexo me da una pereza… Volviendo un poco al tema, el enunciado tampoco especifica qué material transporta el río. Aaaay amigos, alguno se reirá, pero seguro que más de uno preferiría directamente cambiar de titulación si hubiese leído: “[..] Hay tres misioneros y tres caníbales en la orilla de un río de mierda, lleno de pirañas hambrientas y cocodrílos con sífilis y herpes genital [..]”

Es un poco pronto para jugarse el pellejo, así que mi rol será el de “ente fantasmal” que guía el timón de la barca. Y alguno se extrañará de que los caníbales lleven todos esos colgajos y pintura repartidos por el cuerpo. Para qué van a ser, ¡para espantar a los entes como yo que no les dejan comerse a la gente en paz!

Otra circunstancia buena serían esos viajes en los que se transporta a dos personas. ¿De que hablar con un misionero? ¿De las posturas que practican al hacer sepso (este lo tenía que meter por algún lado)? ¿De qué hablar con un caníbal? ¿Le pregunto a qué sabe la gente? ¿Si le gusta la carne tierna o pasadita? ¿Si tengo buena pinta? Pero qué demonios estoy diciendo, soy un ente fantasmagórica que se limita a dar simples instrucciones, a empujar una barca. Me limitaré al ya consabido “manual de comportamiento en un ascensor estrecho”, que incluye los clásicos mirar al techo -cielo-, mirar el suelo -agua- para volver a mirar el cielo al segundo, hablar del tiempo, tirar un escupitajo para ver si cae por el agujero…

Bien, ya que hemos movido un poco a la gente de sitio, supongamos que tenemos a uno de cada tipo en un lado, y transportamos a dos pasajeros hacia la orilla de destino. “…En ella no puede haber más canibales que misioneros…” Bueno, yo creo que un caníbal al que ha transportado un ente fantasmal en una canoa del tres al cuarto, que ha sufrido vejaciones de compañeros de profesión por no poder hincarle el diente a un misionero que viajaba en su misma barca, debido a una restricción de un problema impuesto a un estudiante de infórmatica de España, a un canibal que cumple con su cometido de canibal consecuente con las restricciones de un problema informático… ¿A ese caníbal que coño le importa lo que hagan sus colegas? ¿Para qué mierdas se va a tirar esperando el resto de la tarde a que yo empuje al resto de personal hasta el otro lado? ¿Acaso el enunciado del problema especifica que todas las personas deben esperar de pie y en posición de alerta en la otra orilla, para cerrar el ejercicio al más puro estilo fin de programa de Jose Luis Moreno?

Noooo señores, seguramente el caníbal estará hasta las narices de respetar las leyes matemáticas, y se habrá metido en el bosque a fumar marihuana. Seguramente ya me haya pasado un poco en uno de los viajes de ida, y esa sea la consecuencia de que yo esté escribiendo todo esto.

No tengo idea de cómo acaba la cosa, si uno de los misioneros se lo comen, si al final acabarán haciendose amigos y tirándose pedos todos juntos al acostarse en una de esas competiciones adolescentes. Lo desconozco y no me importa, he llegado a un punto en que recibir un 4,5 será un auténtico alivio, pues significará que en algun lugar, en alguna otra universidad politécnica, hay un estudiante de informática que no duerme, ya que de él dependen la vida de 3 pobres misioneros… en algún otro lugar remoto de este mundo…

Read Full Post »

Hoy me toca mi primer meme en mi querido blog, ¡estoy que no cago!

Para los que desconozcan lo que es un meme (como yo antes de leerlo en el diccionario) lo explicaré brevemente y sin explayarme: un meme es un mensaje inventado por una persona que no tiene nada mejor que hacer la tarde de un lunes porque probablemente trabaja paseando perros de 11 a 3, o se encuentra estudiando alguna modalidad de magisterio de educación física en que el examen mas complicado es meter 5 tiros libres consecutivos en una tanda de 200 intentos. Posiblemente, y debido a la frustración que le supone el ser una persona antisocial, carente de cualquier tipo de relación ajena a las paredes de su habitación, y en un alarde de imaginación sin precedentes, decide proponer a 4 de los que cree sus amigos una serie de preguntas ilógicas, utópicas y de cualquier modo innecesarias, sólo para que toda la manada acrecente su ego dando a conocer al resto del personal sus visiones acerca de las 3 posibles causas del cancer de mama del delfín, los 3 atuendos que llevarias si fueras presidente o las 150 formas de romper unas bragas con un clip.

Cambiando el tercio, y recordando que cualquier parecido del texto anterior con la realidad es porque lo he vivido, os comento que me lo mandó Drifter desde su GENIAL (con mayúsculas, sin h intercalada) blog Humor por horas, con las siguientes instrucciones: di tres cosas que siempre llevas en la maleta cuando vas de viaje y una que te gustaría llevar y que no llevas casi nunca. Tienes que explicar el porqué de las 3 cosas. Pásalo a 4 personas.

Mis respuestas serán tanto o menos curiosas, aunque se ajustan algo más a la realidad. Aquí está lo que siempre llevo:

1) 63 bolsas de plástico. De manera increíble, las bolsas de plástico suelen desaparecer a los 2-3 días de viaje. A la vuelta, apenas me encuentro con la desgraciada que quedó para funda de la ropa interior sucia, y una con un agujero causado por mi intento de secuestro de la televisión del hotel. En serio, es como lo de los calcetines que pierden la pareja, ¿no les pasa nunca?

2) Los auriculares del avión y el set de cubertería de Iberia, el set de toallas y jabones del hotel, los folletos del museo, piedras de las cuevas de altamira, 22 tickets del metro, un trozo de Taj Majal y una pieza de hierro de la base de la torre Eiffel. Me pasé con lo de la torre Eiffel. No obstante, a la vuelta mi maleta acaba cargada de productos (de la casa) por qué no decir autóctonos de los diferentes lugares en los que he estado, incluyendo los souvenires propios y gratuitos (gratuitos por mis cojones, ¡toallas del Ritz!) de los medios de transporte y de lugares de hospedaje. No incluyo los chicles que se me quedan pegados en el codo por viajar en autobús.

3) Uno o dos libros o revistas que NUNCA leo. Se supone que haces un viaje para hacer cosas que no haces nunca en casa. El problema es que yo en casa leo.. así que en los viajes mis libros pasan inadvertidos a mi presencia hasta el trayecto de vuelta a casa. Entonces, a la tercera página de Forsyth ya estoy luchando con el reposacabezas para ver si vence él o mi sueño.

Qué me gustaría llevar:

Un pasaporte falso en el que me llamo Jerry Reading, tengo 27 años y vivo en Masachussets. Además en profesión pone cantante famoso y en la foto llevo el pelo teñido de morado. Esto ya es para puro vacile al personal, pero me gustaría hacer algo parecido un día.

—–

Cambiando de nuevo el tercio (y ya van dos avisos, al tercero guardan al toro y no cobro la faena), les contaré una historia que me ocurrió de camino a casa en un viaje:

En una excursion con el instituto, a la tierna edad de 87 18 años, fuimos de viaje a Paris, Francia, a visitar la torre Eiffel, el museo del Louvre, los campos Eliseos, Notre Damme, el Parc des Princes, Disneylandia, los 4 puentes perdidos del Támesis y la tumba del Faraón francés nunca reconocido Mon-Pétit. Sin exagerar, una suerte de maratón que en tres días y medio nos permitió disfrutar de los sofás de los museos y los bancos del parque, debido al agotamiento por andar tan rápido.

Pues bien, mientras estuvimos en disneylandia, se me ocurrió la feliz idea de comprarle una pistola de juguete a mi hermano en la casa de los piratas o como llamen a esa estrecha tienda que huele a leña mojada. Al llegar al aeropuerto, se ve que a los policías no les gustó mucho mi souvenir por la cara que pusieron. Todos me señalaron y me cachearon de arriba a abajo, preguntandome qué era eso. Qué cojones voy a contestar, una pistola de juguete. Lástima de sacar un 9 en francés para no saber explicar estas cosas tan básicas.

Afortunadamente, mi maestra intervino explicando lo sucedido y con una sonrisa, me dejaron facturar mi maleta, con lo cual no tenía equipaje de mano, y el bocata que me había preparado para el avión hizo su particular viaje en el depósito de maletas. Total, no comí a la vuelta porque ni pensaba tocar la ensalada aérea.

Bueno, ahora les toca a otros 4 pobres desgraciados bloggers el contestar, permitanme que pase un rato pensando los afortunados…

Y bien, estos son los elegidos (muy inciclopedicos todos ellos): Kenbill , Chixpy , Gatricio y Games Fan.

Suerte a todos (¿Suerte? ¿Por qué?)

Read Full Post »

Estamos a una horas de los reyes magos, y si les pudiera pedir algo extraño, apuesto a que este año sería el conejo de moda:

Rayman Rabbit

Rayman Rabbit

Un sinverguenza protagonista de videojuego, capaz de ordeñar una vaca con un desatascador. Y seguro que yo le enseñaría cosas peores…

Read Full Post »